Cuidados 

Guardar

En lugar fresco y seco, como las galletas, bien cerrado para que no cojan polvo. 

Una bolsita de tela puede preservarlas del roce con otras joyas y protegerlas de la suciedad, aunque casi todas las piezas se pueden lavar. 

Limpiar

Seguir siempre las recomendaciones de la etiqueta. Los rodillos quitapelusa son ideales para eliminar los restos de fibras y polvo que pueden coger con el uso.  

Un buen cepillo de ropa, apto para lana y prendas delicadas también funciona. 

Lavar

La mayoría de las piezas se pueden lavar en agua fría a mano o en la lavadora a 30º, pero algunas requieren limpieza en seco. Esta diferencia responde a las indicaciones del fabricante del hilo y a como está ejecutada la pieza. En algunos casos  debido a los materiales que completan el diseño os recomiendo el lavado a mano en agua fría, o incluso en algún caso la limpieza en seco. 

Las instrucciones de lavado están en la etiqueta de cada pieza, que te recomiendo conservar, por eso están diseñadas para que las conviertas en marca-libros y no te de pereza guardarlas.